Pedidos y consultas:

630 70 85 84

info@hidraoil.es

La importancia del tamaño del depósito hidráulico

Por Hidraoil - 2014-02-10 17:36:58

Incongruencias del mercado

La tendencia del mercado oleohidráulico (y de muchos otros) es colocar en un mismo lugar, la mayor cantidad de componentes posible con la intención de ahorrar espacio y por consiguiente, dinero. Esto puede ser beneficioso para los bolsillos pero para los depósitos hidráulicos en particular, reducir su tamaño puede acarrear diversos problemas.

En el mundo de la hidráulica, se recomienda que el tamaño del tanque para aceite hidráulico mineral sea de 3 a 5 veces el caudal de la bomba por minuto.

Hay que tener en cuenta que todos los aceites no son iguales y por lo tanto sus depósitos tampoco deben serlo. Por ejemplo, para aceites especiales como el HFD o el HFC, el tamaño que se recomienda es aún más grande y su volumen puede ir desde las 5 a las 8 veces el caudal de la bomba por minuto.

Estos números no han sido elegidos al azar, ni son pensados para que las petroleras que fabrican los aceites vendan más producto. Éstos han sido calculados y probados con vistas al buen funcionamiento y fiabilidad del sistema oleohidráulico.

Problemas que acarrea un tamaño de depósito inadecuado

En los tiempos que corren, con la creciente demanda de equipos hidráulicos más compactos y ligeros (particularmente en mercados móviles) los depósitos de gran tamaño se están convirtiendo en cosa del pasado.

Si en un sistema hidráulico existe falta de volumen de aceite, su fiabilidad y rendimiento pueden verse seriamente afectados. Por ejemplo, en los sistemas con bombas hidráulicas, cuando no se tiene un depósito lo suficientemente grande, la temperatura del aceite aumenta, ya que hay menos fluido con el que trabajar. Esto provoca una menor viscosidad del mismo, y si la bomba tiene ya un desgaste, hará que el aceite pase más fácilmente por imperfecciones de la misma por lo que provocará fugas y pérdidas de presión.

Fuente: Hidraoil